Go Back
TARTA DE MELOCOTÓN SIN HORNO
Tpo. Prep.
20 min
Congelar
4 h
Tpo. Total
4 h 20 min
 
Plato: Postres
Cocina: Española, Mediterránea
Raciones: 6
Autor: Tere Vidal
Ingredientes
Para la base
  • 150 g de galletas tipo María o Digestive.
  • 75 g de mantequilla fundida.
  • 1 cucharada de leche.
Para la tarta
  • 300 g de queso crema.
  • 200 g de nata líquida (crema de leche).
  • 1 bote grande de melocotón en almíbar (850g).
  • 7 hojas de gelatina.
  • 40 g de azúcar glas.
Elaboración paso a paso
  1. Empieza por la base. Tritura las galletas hasta que parezca harina. Añade la mantequilla fundida y la cucharada de leche. Mezcla bien, tiene que quedar como una pasta. 

  2. Pon una hoja de papel de horno en la base del molde y forma la base apretando con una cuchara o un vaso. Reserva en el frigorífico.

  3. Monta la nata muy fría y añade el azúcar glas. Guarda en la nevera.

  4. Escurre los melocotones sin tirar el almíbar.

  5. Tritura los melocotones con 3 cucharadas de almíbar.

    Separa este puré en dos recipientes. 

    Recipiente relleno: 2/3 del total.

    Recipiente cobertura: 1/3 del total.

  6. Pon a hidratar 6 hojas de gelatina en agua fría. Mientras, calienta 3 cucharadas de melocotón triturado con 3 de almíbar.

  7. Bate el queso crema y añade el puré de relleno. Mezcla todo.

  8. Añade la gelatina al melocotón caliente, remueve hasta que se disuelva por completo. Agrega al queso crema y remueve bien.

  9. Incorpora la nata montada procurando que se integre por completo. Rellena el molde y guarda en el congelador.

  10. Prepara la cobertura de la tarta.

  11. Pon a hidratar una hoja de gelatina en agua fría. Calienta el melocotón que has reservado para este fin con 10 cucharadas de almíbar y disuelve la gelatina.

  12. Cubre la superficie de la tarta con esta mezcla y vuelve a guardar  en el congelador.

Notas de la receta

Para servir la tarta fría de melocotón quita el aro del molde con suavidad y coloca sobre el plato o bandeja definitivo.

 

Deja que se descongele en el frigorífico toda la noche.

 

Al día siguiente estará increíble, con una textura cremosa, un sabor suave a melocotón y muy fresca.